Ibai Acevedo, fotografía de sueños reales

Esta semana nos quedamos en casa. Bueno, no literalmente. Daros una vuelta por aquí y volved cuando empiece a sonar.

Como os decía, hoy toca fotógrafo español: Ibai Acevedo. ¿Sabéis cuando algo os gusta muchísimo, os preguntan el porqué y de repente os quedáis en blanco? Que en realidad podríais decir mil y una cosas, pero solo os sale un simple «Pues… Porque sí».  Bien, pues eso me pasa a mí con Ibai. Cuando me preguntan por qué me gusta tanto el coulant de chocolate, es porque está de muerte. Cuando me preguntan por qué él es tan buen fotógrafo, es porque lo hace tremendamente bien. Así, sin más.

 

Fotografía Ibai Acevedo Paisaje

Cosas rodadas, Ibai Acevedo

 

Recuerdo cuando vi su primera fotografía (vistacito hacia arriba). La miras y remiras y piensas: «¡Dios, qué brutal! ¡Y además el título tiene gracia! ¡Y parece tan natural como si fuera real! ¡Qué suerte ha tenido de estar en el momento exacto!».

Pues no, no es el instante decisivo como en el caso de Henri Cartier-Bresson, es un momento Ibai Acevedo. Una vez miras toda su galería te das cuenta de que es él. Los crea, los moldea, los inventa y te los planta como quien no quiere la cosa en sus fotografías. Como una escena de película, te transporta ahí, a ese atardecer paseando con la bici, como si estuvierais tú y ella solos en el mundo. Sin límites de creatividad, todo lo que sueña lo consigue plasmar. Pero bueno, dejemos de lado mi amor platónico por él.

Del Masnou, Barcelona, nacido el año 1984. Procedente del diseño, del cual levo anclas y de manera autodidacta se plantó en el mundo de la fotografía, hecho que hace que su trabajo sea todavía más impresionante, si cabe.

 

Fotografía Ibai Acevedo Fotomontaje

Tumbados en la cama, Ibai Acevedo

 

Acevedo define su obra de esta manera: “Un estilo efectista a caballo entre realidades y ficciones. Con debilidad por tonalidades y texturas que patentar, mis medios se justifican al fin. No importa mentir o decir la verdad, lo importante es transmitir”.

Y así es, ¿no? Podríamos decir que es una especie de storyteller en cada una de sus imágenes. Se nos presenta un personaje, un entorno y su historia particular. Y luego está el título, como toda buena historia. Hay algunas con tanto aire cinematográfico que incluso podrían estar sacadas directamente de la pantalla de una sala de proyección o de una escena de Gregory Crewdson (lo mismo en unas semanas lo vemos por aquí, ¿qué os parece?).

Da igual de qué género sea la fotografía, desde animales y retratos, a paisajes insólitos, te lo resuelve con creces y con estilo propio. Con una edición de la imagen muy limpia que hace que la concibas como algo posible, por muy irreal que pueda llegar a ser; que una escena simple, cotidiana, te la haga ver de otra manera, como con ojos nuevos. Desde luz natural a artificial, y combinación de ambas, se las conoce todas. A todo esto, súmale su buen uso del color en cada una de sus fotografías.

 

Fotografía Ibai Acevedo Paisaje Historia

Ni rastro, Ibai Acevedo

Fotografía Ibai Acevedo Cinematográfica

Sleepwalker, Ibai Acevedo

 

En términos comerciales, también habréis visto sus trabajos sin daros cuenta. Desde la campaña que realizó para Port Aventura y para la marca Evax, hasta varias portadas de discos de La Pegatina, Els Amics de les Arts y Delafé y Las Flores Azules, entre otros. Sumándole alguna que otra exposición.

Para los amantes de los cinemagraphs, bonita combinación entre fotografía y GIF, Acevedo también sabe del tema, echadles un ojo. Lo tiene todo, ¡chicas, es un buen partido!

Finalmente, para los amantes de los viajes, Théo Gosselin no es el único que ha recorrido mundo. Acevedo recorrió Australia durante tres meses, y en sus redes sociales podéis disfrutar de su visión particular del viaje, que no os defraudará, os lo prometo.

 

Fotografía Ibai Acevedo Paisaje Australia

Iris, Ibai Acevedo

Y esto es todo por hoy. Os dejo con una frase del propio Ibai Acevedo que quizás os haga pensar: “La fotografía nunca te cerrará ninguna puerta que la curiosidad no sea capaz de abrir”. Y os lo dice uno que no se ha formado como fotógrafo. Puede que estemos demasiado centrados en intentar hacer las cosas bien, técnicamente hablando, y nos estemos olvidando de experimentar sin más, conocer nuestros límites (si es que los tenemos) y aprender a base de equivocarnos.

Ahora sí, esto es todo por hoy.

Tamara Álvarez López

Website at tamaralvarez
Fotógrafa, nacida en Barcelona. Retratos, viajes, daily life y analógica. Siempre en búsqueda de inspiración. Acabaré viviendo en una cabaña perdida en algún bosque noruego.
Tamara Álvarez López

Latest posts by Tamara Álvarez López (see all)

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Recordad: levantaos siempre del sofá y salid a explorar; no paréis nunca de investigar, ser autodidacta funciona muy pero que muy bien, si no preguntádselo a ellos; encontrad vuestra pasión y […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *