unas_cuantas_infidelidades

Infidelidades, discrepancias, adversidades y… mejoras

Un barreño, dos sillas rojas, un par de tacones, un vestido verde y uno negro, incontables pétalos de flores secas –rosas concretamente– y unas cuantas infidelidades. Estos son los compañeros de viaje de Isa Liptay y Raquel Fonfría, las cuales destapan una de las caras más dolorosas de sus experiencias vitales: el sentimiento de abandono.

Todos hemos abandonado a alguien alguna vez o a todos nos han abandonado. O no. Pero todos nos hemos sentido solos. Pisoteados. Utilizados. Engañados. Partidos en dos. Estas dos intérpretes consiguen empatizar plenamente con el público de una manera directa y humana para reivindicar su derecho a mejorar personalmente después de una adversidad vital, incontrolable y repentina. ¿Mejorar? ¿Se puede mejorar ante un abandono? Ellas no acaban de dejarlo del todo claro. Pero sí afirman que se puede intentar poner orden en los dolores para construir una protección propia.

Las dos mujeres se enfrentan a sus pasados personales en un acto escénico abstracto cargado de poesía, sentimientos y sus más secretas profundidades. Estos elementos ornamentales, junto a la música producida por un bendir, una samsula, una calabaza, unos shakers y una flauta travesera de la mano de Laura Castiel y Ángela Bermúdez-Cañete, nos trasladan a la naturaleza, lugar donde se creó y gestó esta pieza de danza-teatro. Isa y Raquel fisicalizan conjuntamente sus vivencias pasadas para dar vida así a ‘Unas cuantas infidelidades’ con la danza, el teatro y el texto como medios de expresión.

 

© Lidia Loffé. Raquel Fonfría, Isa Liptay y Laura Castiel.

© Lidia Loffé. Raquel Fonfría, Isa Liptay y Laura Castiel.

 

La una carga con la otra. La otra carga contra la una. Y las dos envueltas en un fular negro. El fular negro del pasado, el fular de un murmullo de todo lo vivido. “¡No tenemos certeza absolutamente de nada!”, aclaman en un grito ahogado ante una sala casi repleta. Abandonadas en un barreño, dan pie a la abertura hacia lo nuevo. Invitan al público a participar de su acto. Pero éste reacciona con un grito ahogado. Esta vez, un grito de silencio. Al fin y al cabo, tendrán que comprobar que las cosas no pueden ser diferentes, sino mejores. Pero tendrán que comprobarlo ellas solas.

 

 

‘Unas cuantas infidelidades’ está de gira desde el pasado 30 de octubre por la península. Cia Baile en el Aire ha actuado ya en la Sala Casa Lateatro de Sevilla, la Sala Montacargas de Madrid y actuará en La Chistera de Granada.

En portada: © Jose Luis Moreno. Isa Liptay y Raquel Fonfría en ‘Unas cuantas infidelidades’ de Cia Baile en el Aire.

Andrea Torres

Andrea Torres

Blogger at Periodismo, artes escénicas e investigación
Un ratito, fui periodista. Un ratito, fui bailarina. Un ratito, fui profesora. Ahora he decidido ser una fruta y escribo e investigo sobre todo ello junto. Doctoranda y persona. Un zumo de tomate sin alcohol, por favor.
Andrea Torres

Latest posts by Andrea Torres (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *