guerrillagirls3-by-george-lange

La pregunta de Guerrilla Girls, “Is it Even Worse in Europe?”

El activismo político del colectivo feminista Guerrilla Girls denuncia desde 1985 la escasa presencia de mujeres en el mundo del arte, que califican de machista. Se publicitaban a través de un cartel muy atractivo, donde se tomaba a “La gran odalisca” de Ingres como punto de partida. La cara y el turbante sexy habían sido sustituidos por la cabeza de un gorila, la misma que las integrantes del grupo vestían en Nueva York cuando el día de una inauguración trataban de colarse para volver a hacerse las incómodas preguntas “¿tienen las mujeres que estar desnudas para entrar en el Metropolitan? ¿Tienen que ser odaliscas o Venus? ¿Tienen que ser musas o modelos? Dicho de otro modo, ¿están condenadas a desnudarse para entrar en la historia?”

 

Guerrilla Girls

Guerrilla Girls

 

Es cierto que la mayoría de las obras históricas que se encuentran en los museos han sido realizadas por hombres. La situación por la cual las mujeres han sido discriminadas no solo del mundo del arte sino de la mayoría de las esferas sociales en las que se detenta el poder se debe al papel que todas y cada una de las religiones les han asignado.

En “El mundo deslumbrante”, la última novela de Siri Hustvedt (que sigue siendo conocida como la esposa de Paul Auster), la protagonista Harriet Burden, personalidad semiolvidada de la escena artística neoyorquina, afirma que “todas las creaciones intelectuales y artísticas tienen mejor recepción en la mente de las masas cuando estas saben que, en algún lugar detrás de una gran obra, se encuentra una polla y un par de pelotas”.

Actualmente, el Whitney Museum of American Art de Nueva York dedica la primera exposición individual a Carmen Herrera, fantástica artista de 101 años que sigue pintando con gran energía.

 

Carmen Herrera

Carmen Herrera

 

En 2015, el MACBA organizó una exposición de Carol Rama, que murió el año pasado a los 97 años y que no fue reconocida hasta 2003, cuando recibió, con 85 años, el León de Oro de la Bienal de Venecia. Actualmente es considerada una artista imprescindible para entender las mutaciones de la representación en el siglo XX y el trabajo posterior de artistas como Cindy Sherman, Kara Walker, Sue Williams, Kiki Smith y Elly Strik.

En 2015, en la Fundació Antoni Tàpies, se realizó una exposición de Maria Lassnig (1919-2014), que fue una de las pintoras contemporáneas más importantes, y puede ser considerada pionera en muchas áreas del arte actual. La especial visión de su pintura y el uso peculiar que hace del color contribuyeron a su singularidad. A lo largo de una notable carrera que se extendió durante más de siete décadas, comenzó a recibir reconocimiento generalizado, especialmente en Europa, sólo al final de su carrera, cuando representó a Austria en la Bienal de Venecia en 1980.

La semana pasada, el colectivo feminista Guerrilla Girls descendió en la Whitechapel Gallery en el East End de Londres para lanzar su muy esperado show, “¿Es aún peor en Europa?”. La exposición se basa en la encuesta del colectivo de arte de casi 400 museos de 29 países en Europa, lo que sugiere que la mayoría de las instituciones de arte del continente están haciendo un mal trabajo de representación de las mujeres artistas y gente de color.

 

09-16_w_guerrilla-girls_2

Guerrilla Girls

 

“Los números son muy bajos, la situación no es diversa (respecto a los EEUU)”, afirmó antes de la apertura una guerrillera que adopta el seudónimo de Käthe Kollwitz. “Muchos museos están tratando de ponerse al día, pero tienen un largo camino por recorrer, ya que están atrapados en su colección que comenzó hace muchos años y está en su mayoría compuesta por artistas masculinos blancos”.

“Nosotros queremos animar a estas instituciones a ser conscientes y cambiar sus formas de actuar”, explicó otra guerrillera con el seudónimo de Frida Kahlo. Los miembros del grupo, que han pasado los últimos 30 años denunciando las desigualdades de género y raza en el arte, la política y la cultura, usan máscaras de gorila en público y el uso de los nombres de las mujeres artistas muertas para proteger su anonimato y mantener la atención en sus campañas.

En la fachada de Whitechapel, imágenes de personas con máscaras de gorila miran desde las ventanas junto a una pancarta que dice “LAS GUERRILLA GIRLS PREGUNTARON A 383 MUSEOS ACERCA DE LA DIVERSIDAD. SOLO 1/4 RESPONDIÓ. ENTRAD Y VED POR QUÉ”. En el interior, los resultados se muestran alrededor de una habitación. Una lista de las 101 instituciones que respondieron adorna una de las paredes, mientras que otra pared está cubierta con los cuestionarios completados, destacando con carteles vivos las respuestas más interesantes y controvertidas.

Las 282 instituciones que o bien se negaron a participar en la encuesta o bien no respondieron, incluyendo el Centro Pompidou de París, el Rijksmuseum de Ámsterdam y la Haus der Kunst de Munich, fueron nombradas en una lista que se puso en el suelo de forma que los visitantes pudieran pisotearla.

 

Guerrilla Girls - Carpet

Guerrilla Girls – Carpet

 

Uno de los hallazgos más desalentadores de la encuesta fue que, de los 101 museos participantes, sólo dos tienen alrededor de un 40% de mujeres artistas en sus colecciones, y, en 21 museos, las mismas representan menos del 20% de las colecciones. Siete de ellos se encuentran en España.

La exposición de la Whitechapel presenta una revisión del póster de Guerrilla Girls  de 1986 “Es aún peor en Europa”, pero convierte la afirmación en una pregunta. Curiosas por descubrir si las cosas habían mejorado en las décadas siguientes, el grupo se dirigió a los directores de 383 museos en toda Europa preguntando por la representación de artistas que son mujeres, de género diferente al más habitual, o de África, Asia y América del Sur.

La exposición, en realidad, no contesta su propia pregunta en cuanto a si es peor en Europa, porque el tamaño y la diversidad cultural del continente hace que sea imposible extraer conclusiones generales. Sin embargo, las respuestas evidencian los desafíos particulares que hoy enfrentan los museos en diferentes partes de Europa, como el auge de las políticas conservadoras, las diferencias entre este y oeste y la creciente privatización de la esfera pública.

Sobre la cuestión de la diversidad técnica, varios museos de Europa del Este se quejaron de que los artistas de la región son marginados en Europa Occidental, un hallazgo que las Guerrilla Girls no habían previsto. “Estábamos teniendo en cuenta a los artistas de fuera de Europa y los Estados Unidos como ‘el otro’, por lo que era curioso”, dijo Frida.

 

Guerrilla Girls

Guerrilla Girls

 

Sólo 14 museos tenían más de 20 artistas de fuera de Europa y América en sus colecciones. Incluso el museo anfitrión no escapó a las críticas en ese frente. El grupo señaló que sólo el 13% de las muestras individuales de 2011 a 2015 en la Whitechapel contaban con artistas de fuera de Europa y los Estados Unidos, aunque el 45 % de los artistas en exposiciones colectivas eran de esas regiones.

En cuanto a la igualdad de género, el país más avanzado fue Polonia. Un cartel con subtítulos “¿Es aún mejor en Polonia?” señaló que las mujeres artistas representan el 28% de las colecciones de museos polacos frente a una media europea del 22%. Por otra parte, de todas las instituciones polacas que respondieron solo una tiene una directora.

Sin embargo, algunas instituciones quisieron darle la vuelta a la crítica de las Guerrilla Girls, quejándose de que las preguntas estaban centradas en la realidad de los Estados Unidos (Center for Contemporary Arts, en Glasgow, Escocia) o trataban de impugnar la validez de ciertas preguntas para definir el éxito o la igualdad (Kunsthalle Wien, en Viena).

“No se trata tanto de una exposición relacionada con las ciencias sociales, sino que se trata de activismo social”, dijo Frida. “Sólo estamos provocando a la gente para que piensen en estas cuestiones; no estamos emitiendo un informe U.N.”.

Por fin, las mujeres entran al museo vestidas, pero parece que queda mucho camino por delante.

Riccardo Giamminola

Riccardo Giamminola

Autor at mirandoelarte
Crítico, periodista, comisario, blogger o simplemente locamente enamorado del arte. Arte no solo como placer estético, sino como espacio de confrontación e intercambio social y cultural.
Riccardo Giamminola

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *