Loreen

Loreen, del susurro al aullido

Estoy seguro que cualquiera de mi generación ha bailado en una noche loca la canción de Euphoria y se ha sentido singular y especial. Loreen, intérprete de esta canción que le hizo dar un gran salto en el panorama musical mainstream europeo del momento, acaba de estrenar recientemente nuevo single, Statements, con el que no ha dejado a nadie indiferente.

Loreen se dio a conocer en Suecia en el reconocido programa Idol, perteneciente a la franquicia televisiva de Simon Fuller. Quedó finalista y sacó un single con el grupo Rob’n’raz, The snake, con el que no obtuvieron el éxito deseado. Poco después, Loreen abandonó la vida pública en pro de su carrera como productora de televisión. Ya en 2011 decidió volver a la industria musical para presentarse como candidata al famoso concurso televisivo Melodifestivalen, cuyo ganador o ganadora será el representante del país en Eurovision. Aquel año quedó en segunda posición con su canción My heart is refusing me, pero, al año siguiente, ganó con Euphoria.

Fue en mayo de 2012 cuando se proclamó vencedora del festival de Eurovision en Baku, Azerbaiyán, con la segunda puntuación más alta de la historia del festival, y llegando al número uno en las listas oficiales de 15 países de todo el mundo, incluida España. Recuerdo el “petardazo” que pegó la canción en aquel verano de 2012, en el que, a todas horas, como es habitual con hits comerciales de este calibre, sonaba en la radio o en las listas de reproducción de los DJs.

Euphoria puede pasar en la actualidad como una canción comercial pop electrónica normal y corriente. No obstante, si volvemos atrás en el tiempo, esta canción, así como su puesta en escena en el festival de Eurovision y la gran capacidad vocal y musical de Loreen, nos ofreció una nueva visión acerca de las posibilidades del nuevo género pop, así como un sonido oscuro y profundo, el cual Loreen ha hecho suyo.

Esta canción se incluyó en su primer álbum, titulado Heal. Gracias a la canción homónima del disco, empezó a gustarme Loreen como artista. Antes me parecía la típica artista que tenía un hit y una buena puesta en escena con la que todo el mundo podía quedarse boquiabierto. Con esta canción, escuchándola una sola vez, puedes llegar a pensar que Loreen sigue en la misma línea de canciones de “subidón” o sobre amor y desamor. No obstante, parece que esta canción quiere ir más allá y, escuchando la canción junto a su videoclip, parece que busque un sentido más profundo. Vivimos en una etapa de cambio, en la que poco a poco se instaura un escepticismo generalizado en la era de la posmodernidad en la que vivimos, y este solipsismo nos llena de oscuridad e incertidumbre. Creo que también se puede interpretar esta canción desde este punto de vista, así como desde el punto de vista de la violencia de género. Loreen, con este tipo de canciones, va a ir desapareciendo poco a poco de los altos puestos en las listas de éxitos. Junto a esta canción, Loreen ha sacado otras canciones de éxito relativo como We got the power, que habla del empoderamiento femenino y del amor libre, o I’m in it with you, que habla sobre la lucha por el alcance de nuestros objetivos comunes.

Después de haber sacado su primer disco y haber realizado giras y numerosos conciertos en festivales de toda Europa, volvió al Melodifestivalen el pasado mes con una nueva canción, Statements, que podemos interpretarla como una crítica a la institución eclesiástica o a la clase política, con la que, curiosamente, ni siquiera ha conseguido pasar a la final del programa. Cierto es que la puesta en escena se asemeja a las de la cantante Sia, pero la canción ofrece, de nuevo, sonidos pop diferentes y mucha variedad. Además, la puesta en escena parece que haga una especie de recorrido a lo largo de su propia vida, o de la vida de una persona ajena, cosa que vincula mucho emocionalmente con el espectador. Es curioso cómo, a medida que Loreen va dando un vuelco a la dirección que toma su música, va perdiendo poco a poco prestigio en el panorama mainstream.

El estilo musical de Loreen es bastante peculiar. Ella, como vocalista, realiza un ejercicio de contención vocal extraordinario, que choca con la melodía de la canción, que la lleva a su registro agudo. El resultado es un susurro melódico que nos conduce a una explosión vocal similar al aullido de un lobo. Además, en directo nos deleita con improvisaciones y variaciones, cosa que nos permite escuchar una misma canción de múltiples formas. Su música, como ya hemos dicho antes, tiene un carácter oscuro y frío, que nos remite directamente al norte, a Suecia. En la producción podemos observar una voluntad por experimentar con la mezcla de sonidos y de diferentes estilos, siempre en el marco de lo que es el mainstream. Se asemeja a la cantante Lykke Li, también sueca, aunque se diferencia en la potencia y en la fuerza en sus interpretaciones.

Loreen tiene ascendencia bereber y árabe, ya que sus padres son emigrantes marroquíes. Esto, sumado a su bisexualidad, le ha llevado a realizar numerosas declaraciones y acciones públicas a modo de protesta como la reunión que tuvo con asociaciones azeríes a favor de los derechos humanos días antes del festival de Eurovision en Bakú, o el concierto en Slavianski Bazaar en favor de la derogación de la pena de muerte, estando presente Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia. Esta artista, como otras de las que en ocasiones hemos hablado, aprovecha el pop y el mainstream para establecer una crítica social. Pronto sacará nuevo disco, aunque lleva intentando sacarlo desde hace más de dos años. La industria musical sueca no parece muy contenta con Loreen, aun a pesar de aportar un soplo de aire fresco al panorama musical monótono y carente de sentido con el que nos bombardean los medios de comunicación, en este caso, musicales.

Gustavo Pérez Colomer

Gustavo Pérez Colomer

La vida es una mierda, pero el arte hace que resulte adictiva. Por eso, el arte es el camino que sigo desde que me levanto hasta que me acuesto.
Gustavo Pérez Colomer

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *