Rue Faubourg-Saint Denis, París.

Michael H. Clayton

Michael H. Clayton, seudónimo de Héctor Moltó, artista al que nos dedicamos hoy, nace en Valencia en 1981. Su actividad fotográfica es realmente intensa, así que, si os gusta mirar a través del objetivo, habéis encontrado un buen fotógrafo en el que inspiraros.

Sus continuos viajes han ido forjando poco a poco su punto de vista fotográfico, algo que puede apreciarse fácilmente en sus fotografías, en su mayoría con escenas de calle donde reina la cotidianidad. A decir verdad, empezó tarde en la fotografía, aunque su primer contacto artístico no tiene nada que ver con ese tardío comienzo, pues se recuerda a sí mismo dibujando desde que tiene memoria. En un viaje entre Barcelona y Dénia comenzó a trastear con una cámara réflex manual, una vieja Zenith, de uno de sus amigos. Y aquello fue el detonante.

 

Mercado Central, Budapest.

Mercado Central, Budapest

 

Después de algún tiempo, se decidió por los estudios de Fotografía Artística en la EASD de Valencia, donde aprendió todo lo que necesitaba para dedicarse al arte de la instantánea. El trabajo de fotografías de bodas, comuniones y círculos de la moda no le llamaban especialmente la atención, así que, en un periodo muerto (artísticamente hablando), perdió por completo la inspiración.

Por aquellos años conoció al también fotógrafo Jesús Rodríguez, del que ya hablamos en The Lighting Mind hace algún tiempo, el cual fue uno de los grandes impulsos en su vida para saber que debía dedicarse por entero a la fotografía. Una amistad que, fuera de lo profesional, se extiende hasta el día de hoy.

 

Monumento al Holocausto Judio, Berlin.

Monumento al Holocausto, Berlín

 

¿En qué se basa el artista para hacer crecer su producción artística?, os preguntaréis. Él mismo reconoce que es una pregunta simple, aunque de una respuesta bastante compleja. Lo que más le inspira es la luz, admitiendo que puede pasar horas sentado en un sitio pensando cómo será cuando ésta llegue al punto en que se proyecta en su imaginación, al igual que puede pasar horas paseando hasta encontrar un sitio donde la luz está exactamente como él la imagina en su mente. Lo malo, dice, es cuando no encuentra aquello que busca, y es que hay que saber que raras veces podemos encontrar las cosas tal y como las imaginamos.

 

London Bridge station.

London Bridge Station

 

El cine es, sin duda, otra de sus grandes inspiraciones. Y cuando hablamos de cine nos referimos a cualquier tipo de cine, desde la película más comercial hasta la más experimental. Si existe un film con una fotografía, o incluso una frase, que ponga en marcha su curiosidad, Michael H. Clayton no necesita más. Eso sí, se declara un apasionado de los dramas. Y, por supuesto, no podemos dejar de lado la literatura, que es otra mecha siempre encendida en la curiosidad del artista.

 

Rue Faubourg-Saint Denis, París.

Rue Faubourg-Saint Denis, París

 

Quizá lo que tenemos hasta aquí sea lo más personal de la vida de este artista valenciano y, como suele ser habitual en nosotros, nos dejamos por el camino sus proyectos y otros jugosos detalles que nos ayuden a conocerlo un poco mejor. Mientras elaboramos nuevas ediciones de la revista ATELIER, donde volveremos a hablar de Michael H. Clayton, os invitamos a mirar con calma sus fotografías, que ocultan mucho más de lo que se ve a simple vista, y a pasearos por sus espacios personales, los cuales os dejamos más abajo, con el fin de que conozcáis mucho más de un excelente artista.

Web del artista (en desarrollo)
Facebook
Instagram

 

The Lighting Mind

The Lighting Mind

Equipo editorial
The Lighting Mind

Latest posts by The Lighting Mind (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *