Elena Kalis, proyecto Liquid joy

Nos trasladamos al mundo de la fotografía subacuática

Como me gusta mantener mis promesas, esta semana daremos un paso más allá y nos sumergiremos por completo dentro del agua viendo la fotografía desde un punto de vista totalmente diferente al nuestro. Sí; como podéis ver, ¡nos trasladamos al mundo de la fotografía subacuática! Investigando por Internet podemos encontrar una gran cantidad de artistas que han decidido viajar a este medio, creando escenas que parecen sacadas directamente de sueños, donde las personas dejan de ser humanos durante unos instantes para convertirse en sirenas o en animales marinos.

Descubrí esta nueva visión gracias a la fotógrafa hawaiana Sarah Lee, cuando un buen día navegando por Flickr me encontré con sus impresionantes imágenes. Gracias a ella, vi por primera vez la combinación visual entre fotografía subacuática y sujetos humanos. Recuerdo que desde el primer momento en que vi sus imágenes, captaron por completo mi atención, impactándome como pocos artistas lo han hecho hasta ahora.

Probablemente su obra me impactó de esta manera ya que muestra el día a día de personas amantes del surf. Nos transmite su filosofía y su manera de ver la vida, una realidad muy ajena a nosotros o por lo menos a mi persona. Sus modelos o sirenas no posan, simplemente están viviendo el momento y disfrutando hasta el más mínimo detalle de la situación, sintiéndose parte del mar hasta tal punto que se fusionan con él.

 

Sarah Lee, Set free by the sea

 

La paz y tranquilidad que desprenden las personas nos muestran lo profundo que es en ellos el amor hacia el mar, un medio amigoagradable donde realmente se sienten cómodas. Las instantáneas están tomadas, como diría Cartier-Bresson, en el instante decisivo. Esa pequeña fracción de segundo en la que todo se alinea y el tiempo se detiene, todo cobra sentido, hecho que dota a la imagen de una fuerza y una emoción aún mayores.

Más tarde seguí investigando y tuve el gran placer de conocer a la gran Elena Kalis. Además de la gran delicadeza y belleza estética de sus imágenes, algunas de ellas se caracterizan por el hecho de mostrarnos interacción con diferentes animales. Su uso de la fotografía subacuática nos muestra la parte más humana y pacífica de ellos, reivindicando el hecho de que debemos protegerlos y tener más cuidado de todas las especies. Su obra nos traslada a un mundo imaginario en el que personas y animales viven en harmonía y donde las dos partes son igual de importantes.

 

Elena Kalis, proyecto Stingrays and a Girl

 

Otro fotógrafo que también nos introduce dentro de este mundo idílico es Kurt Arrigo. Este artista maltés nos invita a las profundidades del océano de la mano de sus musas. Imágenes inspiradoras que captan momentos únicos, donde sus modelos abandonan la realidad durante un instante y se dejan llevar. Fotografías en las que hay un equilibrio por parte de las dos especies que intervienen, donde una no molesta a la otra, sino que se unen para formar parte de lo mismo.

 

Kurt Arrigo, Untitled

 

Personalmente, considero que el uso de la fotografía subacuática por parte de estos artistas me ha abierto los ojos tanto a un nuevo tipo de fotografía como a un nuevo mundo. Son tantas las cosas que tienen que enseñarnos que no tendría tiempo material para enumerarlas una a una. Nos presentan la inmensidad del mar de una forma agradable, no como algo desconocido que nos pueda infundir respeto. El mar para ellos es una forma de escapar, un lugar donde el tiempo se detiene, donde se pueden mostrar como realmente son y ser libres. El agua es parte de todos, es un elemento imprescindible en nuestra vida, motivo por el cual nos deberíamos sentir realmente cómodos dentro de él. No existe un mundo en el que el agua se pueda separar de nuestras vidas.

 

Elena Kalis, proyecto Liquid joy

 

En la obra de estos fotógrafos aparecen tanto niños divirtiéndose dentro de este ambiente y surfistas que disfrutan sintiéndose parte del mar como personas disfrutando simplemente de un momento dentro del agua. Instantáneas llenas de felicidad, tranquilidad y paz que nos presentan un modo diferente de ver las cosas, el mar en su cara más amable y cercana.

Dicho esto, espero que mis palabras os hayan ayudado a abrir los ojos hacia una nueva filosofía de vida, y a tener más consciencia respecto al mar y al agua, ya que este elemento forma parte de nosotros como nosotros lo formamos de él. Nos vemos en el siguiente post, y como me gusta dar pistas, solo diré que os traeré un tema nuevo con un toque manual y personal. ¡Estad atentos a la web!

Anna García Serrano
Follow me

Anna García Serrano

A mis 23 años, soy fotógrafa y autodidacta en mi tiempo libre. Dividida entre la pasión por la fotografía y el diseño. Aprendiendo algo nuevo cada día. Barcelona.
Anna García Serrano
Follow me

Latest posts by Anna García Serrano (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *