Cabecera2-packagings-TLM-Andrés Requena- Sans Sans

Packaging, la parte tangible del diseño

Siempre me ha apasionado el diseño. Cuando voy caminando, siempre estoy atenta a los diferentes carteles que encuentro, a la publicidad, logotipos, etc. Aunque el diseño siempre ha sido una afición para mí, debo decir que últimamente me fijo más en un tipo específico al cual antes no le había dado la suficiente importancia: los packagings.

Estamos más que acostumbrados a ver diferentes tipos de packagings en infinidad de productos que consumimos cada día. Pero, ¿de verdad nos fijamos tanto en ellos? En mi opinión, la respuesta es no. Personalmente, únicamente me fijo en aquellos que tienen un valor añadido, y que, además de cumplir su función, llaman la atención del consumidor, ya sea por los colores, por su forma o por su originalidad.

Como todos sabéis, en el mundo del arte existen infinidad de opiniones. Y como también se suele decir y viene muy bien al caso: para gustos, colores. En este post traigo una selección de aquellos packagings que he descubierto ya sea en internet o en productos físicos y que han sido capaces de captar mi atención. Dado que es un mundo al cual le doy más importancia cada vez, seguramente iré haciendo posts que recojan este tipo de diseño más tangible.

 

Yvonne Moser, Terra Coco Packaging

Yvonne Moser, Terra Coco Packaging

 

Una de las grandes intenciones del diseño de packagins es ofrecer el producto desde un punto de vista diferente, desde un punto de vista más original. Este ejemplo me cautivó desde el primer momento. ¿Hay alguna manera más original de presentar unas semillas? Por el momento no he visto ninguna.

 

Yvonne Moser, Terra Coco Packaging

Yvonne Moser, Terra Coco Packaging

 

Un aspecto que destaco gratamente de este producto es la funcionalidad. Terra Coco nos presenta unas semillas insertadas en el interior de un poco de tierra con una forma que nos puede recordar a un helado (con el palo incluido). Cuanto más miramos el producto, más nos damos cuenta de su eficacia. Una vez plantado el producto, como bien nos indican las instrucciones, el palo del helado hace de cartel informativo para anunciar qué hay plantado debajo. Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia respecto a otros productos. Este es un claro ejemplo de cómo se puede hacer un producto más atractivo sin perder funcionalidad.

Otro ejemplo innovador podría ser el que os muestro a continuación. ¿Qué mejor momento para tomarse una cerveza que un sábado por la noche en un bar, o en casa mismo, en compañía de amigos?

 

TSMGO, cerveza Abadía

TSMGO, cerveza Abadía

 

En el diseño de la cerveza Abadía (creada por TSMGO), se han tenido en cuenta todos estos detalles. Han sabido aprovechar esta situación para apostar por algo muy original: incluir tintas flúor en sus etiquetas. Un elemento muy bien pensado para este tipo de productos. Si estás consumiendo el producto y no hay iluminación natural, es cuando el producto muestra su otra cara. Según ellos mismos explican, la intención de usar tintas flúor en el producto es para rendir un pequeño homenaje a las Abadías, que fueron las que abocaron luz cuando los tiempos que corrían carecían de ella. Conseguir sacarle partido a un producto a partir de ideas tan ingeniosas, además de un diseño muy cuidado y moderno, es lo que hace que este packaging destaque frente a los demás.

Para acabar, os traigo uno de mis diseños favoritos, el cual veo casi a diario desde hace algún tiempo. Andrés Requena creó las Atelier bags para Sans & Sans, con un diseño que se podría decir es un poco arriesgado, ya que el mundo del té es muy tradicional. Desde mi punto de vista, apostar por todo este colorido ha sido una grandísima idea.

 

Andrés Requena, Atelier bags para Sans & Sans

Andrés Requena, Atelier bags para Sans & Sans

 

Aunque los envoltorios de té estén llenos de colores y formas atrevidas que pasan por encima de la tipografía, desprenden una gran elegancia, una característica que va muy ligada a la esencia del té. Este diseño ha sido muy encontrado. Un punto a favor que encuentro es el hecho de no introducir ninguna taza de té ni ninguna tetera, ya que es un elemento muy repetitivo dentro de todo este ámbito. Andrés Requena ha sabido darle una explosión de vitalidad a estos packagings pero conservando una filosofía milenaria. Además, debo decir que tener estos sobres en la mano es un placer. El material escogido es sumamente delicado. Otro punto más a favor de este genial diseño.

 

Anna García Serrano
Follow me

Anna García Serrano

A mis 23 años, soy fotógrafa y autodidacta en mi tiempo libre. Dividida entre la pasión por la fotografía y el diseño. Aprendiendo algo nuevo cada día. Barcelona.
Anna García Serrano
Follow me

Latest posts by Anna García Serrano (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *