Michel Sheen y Lizzi Caplan como William Master y Virginia Johnson respectivamente.

Series a lo largo del tiempo (I): Masters of Sex

Con motivo de las vacaciones de verano, desde The Lighting Mind os traemos una recomendación de tres series que exploran nuestro pasado, presente y futuro. Creemos que es el momento perfecto de engancharse a la pantalla y estas recomendaciones van a resultar perfectas como encantadora obsesión. En este primer volumen os traemos el relato de nuestro pasado a través de Masters of Sex (2013).

series del pasado. Foto de promoción de la primera temporada de la serie.

La serie parte de la biografía escrita por Thomas Maier sobre el doctor William Master y su ayudante Virginia Johnson (Masters of Sex: La vida y obra de William Masters y Virginia Johnson, la pareja que enseñó a América cómo amar). Esta pareja decidió investigar qué es lo que le sucedía al cuerpo humano cuando se practicaba sexo, de manera que así se pudieran confirmar o abandonar la gran cantidad de mitos que giraban en torno al placer sexual. Ambientada entre los años cincuenta y sesenta, Masters of Sex retrata el enorme escándalo que en un primer momento generó el estudio de los doctores, así como la misoginia presente en el campo médico por aquel entonces.

Master of sex.Fotograma comparativo de los actores que interpretan a los doctores originales.

Protagonizada por Michel Sheen y Lizzi Caplan, al tono dramático que vertebra la serie le acompaña una forma de tratar el sexo explícita y divertida. El momento en que se prueba científicamente que las mujeres son capaces de alcanzar el orgasmo a través de la masturbación –siendo incluso más intensos algunas veces que los orgasmos con parejas– resulta una revelación impresionante que con los toques de humor acaba convertida en la peor pesadilla del perfecto hombre de los años 50.

Master of sex

Fotograma de uno de los capítulos de la primera temporada.

En ese sentido, la serie resulta increíblemente honesta con la situación sentimental de las mujeres de la época y nos muestra a personajes femeninos que nunca han tenido orgasmos, que creen que el sexo oral es algo desviado o propio de las prostitutas o algunas mujeres frustradas por la imposibilidad de ser madres cuando son los maridos los estériles. También se explora el mundo de las represiones homosexuales y la práctica de electroshocks que se utilizaba entonces para “curar” la homosexualidad. Vemos cómo los grandes hombres de ciencias sostenían teorías aberrantes, así como sus prácticas y la humillación a la que sometieron a todos los hombres que acabaron por pensar que verdaderamente estaban enfermos.

La razón por la que nos ha parecido importante recomendar esta serie es, precisamente, por la recuperación de unos hechos pasados. Es darle voz a unas historias que únicamente estarían circunscritas al ámbito médico. Es ficcionalizar los hechos médicos y científicos y, por tanto, la adaptación es necesariamente libre, pero también esto es lo que se busca cuando se ven series. La genialidad de Masters of sex es que sabe aunar el carácter ficcionalizador de todo producto artístico con su repercusión de hechos reales. Así, el espectador no puede distraerse con personajes o momentos de la trama que estén fuera de lugar porque todo gira en torno al estudio médico. Las subtramas ayudan a acabar de caracterizar la época y nos ayudan a entender qué tipo de personajes y poderes han hecho mover la historia. Ayudan a ver, a su vez, lo que se ha decidido contar y lo que ha quedado fuera.

Por tanto, con esta recomendación sobre nuestro pasado, intentamos romper tabúes que aún quedan en nuestra sociedad actual y aprender de nuestros errores. Así, damos gracias a la serie por su valentía y su honestidad.

 

Mamen García García

Mamen García García

Soy una persona que se agarra fuerte a la vida y, precisamente por eso, espera constantemente que nunca deje de sorprenderle. Pasional y cinéfila hasta la médula.
Mamen García García

Latest posts by Mamen García García (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *