OOBIK-comic-01-04

The Oobik, arte y divulgación científica

Soy de los que piensa que estar en la universidad tiene mayores ventajas a nivel formativo que estar fuera del mundillo del campus. Entre toda la basura que te llega al correo de la universidad y los cientos de carteles que ves por las facultades te acabas enterando de todos los eventos, congresos y charlas que hay en la ciudad, además de los cabezas de cartel de los festivales. Y si no te enteras tú, apuesto lo que quieras a que viene un amigo y te lo cuenta. Hace unos meses, mientras estudiaba en la biblioteca, un amigo me dijo que un profesor suyo daba una charla esa tarde y preguntó si me apetecía ir con él. Evidentemente, como yo no me pierdo una y menos si tengo la oportunidad de aprender cosas nuevas, fui. Cuando ya estábamos allí, justo antes de empezar, mi amigo hizo una bomba de humo y se largó. Se perdió The Oobik.

La charla, que trataba de Metodología de Investigación y Divulgación Científica, estuvo en general bastante interesante y no fue para nada aburrida. Por esa época yo estaba dando justo una asignatura sobre eso y os puedo jurar que existen pocas cosas más aburridas que la metodología en sí. El ponente fue el Dr. Carlos Romá, profesor de la Universidad de Valencia.

Y os estaréis preguntando, ¿qué tiene esto que ver con el arte?

 

Monigote de científico

Este podrías ser tú haciendo el TFG

 

Lo normal en la divulgación científica es asistir a congresos, leer revisiones, publicar pósters o artículos en revistas científicas, pero este señor lo ha llevado a la última frontera de la divulgación. Escribe un blog llamado ¡Jindetrés, sal! en el que, además de mostrar sus opiniones y su día a día en el campo de la investigación, nos deleita con historietas de alto contenido científico y sus viñetas con gran influencia en los cómics de superhéroes.

Pero esto no es todo, amigos. Por un casual del destino o vete a saber qué, se encontró con el ilustrador y diseñador Gerardo Sanz. Juntos están desarrollando poco a poco el proyecto The Oobik proteo-type, o simplemente The Oobik. Se trata de una novela gráfica de aventura y ciencia ficción con fuerte componente biológico. En cristiano, se trata de un cómic donde nos metemos en el personaje de Oobik, un héroe distinto a cualquier concepto de héroe que tengáis. La acción se desarrolla en el interior de las células de nuestro cuerpo y al protagonista lo acompañarán un sinfín de extraños personajes celulares a través del espacio intracelular e intersticial.

 

 

The Oobik fragmento primero

Universo Oobik, ni punto de comparación con las células de mis apuntes

 

He de reconocer que tiene bastante mérito dibujar de manera tan simple un mundo tan complejo como vienen a ser las estructuras anatómicas y los procesos fisiológicos que se llevan a cabo en la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. Cabe destacar que se puede leer tanto en español como en inglés, basta con seleccionar el idioma. Hasta ahora, el proyecto no ha avanzado tan rápido como la transcripción del ADN y, por lo tanto, el cómic tan solo lleva un capítulo de unas nueve páginas de nombre “Por un puñado de azúcares”, un título que es un claro homenaje al spaghetti western “Por un puñado de dólares”. Aun así, no debemos dejar de estar atentos al progreso de esta fantástica novela gráfica única en su género.

 

The Oobik fragmento primero

Oobik: ¡Vámonos aminoácidos!

 

Modificación, 6 de julio: recientemente The Oobik se está publicando en blanco y negro en la revista de divulgación científica Principia Magazine, de forma continua y hasta el final.

Si os ha gustado, podéis echarle un vistazo a todo lo que he puesto antes aquí:

La novela gráfica
El FB para enterarte de cada novedad
Dr. Litos (Carlos Romá)
Gerardo Sanz

Principia Magazine

Pablo Doc Téllez

Pablo Doc Téllez

Siempre tengo libros en mis manos. Me rodeo de personas que me hacen pensar. Trato de que las personas piensen. Me basta con que una me escuche para trasmitir mi mensaje.
Pablo Doc Téllez

Latest posts by Pablo Doc Téllez (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *