Trainspotting 2

Trainspotting regresará 20 años después

Poca gente habrá que no conozca la inmortal película de culto del director Danny Boyle, Trainspotting, estrenada en 1996. Una obra única sobre el mundo de la droga que cosechó extraordinarias críticas y se ganó un merecido hueco en la lista de filmes favoritos de millones de cinéfilos.

Por si a alguien se le escapaba todavía, años después, quien era este director consiguió volver a estar en boca de todos con el estreno de Slumdog Millionaire, cinta que triunfó en la gala de los Oscar de 2008 llevándose nada menos que ocho estatuillas, no sin generar una polémica acerca de ciertos modos empleados o promesas realizadas para poder llevar a cabo la que es una de sus obras maestras.

 

Fotograma de T2: Trainspotting

Fotograma de T2: Trainspotting

 

Sea como sea, tras estrenar algunas películas más comenzó a circular la noticia de que el director planeaba rodar la secuela de su magnum opus hasta la fecha. Como en todo hecho de similar calibre, esta nueva provocó opiniones de toda índole. Habría fans que comenzarían a babear nada más leer el titular, y otros, como no es de extrañar, se echarían inmediatamente las manos a la cabeza. Es comprensible, sí, porque es bien sabido que en Hollywood cuesta cada vez más arriesgar (a no ser que uno sea uno de los mejores directores del mundo cinematográfico actual, o que hablemos de cine independiente), lo que lleva a que haya trilogías, sagas, adaptaciones literarias, remakes, secuelas, secuelas de secuelas y un largo etcétera; todo excepto sacar al mercado una obra completamente original. El hecho de que realicen una película de un videojuego como Minecraft le hace a uno pensar si no habremos perdido todos la cabeza y estaremos viviendo en un mundo paralelo, pues suena a chiste.

El caso es que, de vez en cuando, ocurre esto: alguien decide hacer una segunda parte de una obra maestra estrenada hace décadas. Y, claro, suenan todas las alarmas. Será difícil que esté a la altura, manchará la impoluta reputación de la primera o, directamente, será una mierda. Eso abogan los que no están por la labor de continuar historias que quedaron cerradas años atrás. Star Wars y Blade Runner son ejemplos de este fenómeno. Ahora toda la atención recae sobre Boyle y su proyecto, cuyo estreno, sin duda, dará que hablar durante semanas o meses, y el proyecto ya lo lleva haciendo un tiempo.

 

Fotograma de Trainspotting

Fotograma de Trainspotting

 

20 años después volveremos a ver en la pantalla grande a ese grupo de drogadictos y desechos sociales que marcaron un antes y un después. Antes jovenzuelos despreocupados, negando vivir una vida impuesta por la sociedad, por lo que se supone que ha de hacer uno en el mundo civilizado, optando por la otra vía, por el placer mortal. Resuenan aquellas míticas palabras del inicio de la película: “Choose life, choose future”. Pues no, ellos optaron por el “Choose heroine and fuck the system”. Ahora los mismos personajes, encarnados obviamente por los mismos actores, regresan como hombres hechos y derechos, y quién sabe qué habrán hecho con sus miserables vidas en estas dos décadas. Sin duda, todos ansiamos conocer la respuesta.

Hasta el momento, para disipar ciertos temores —o para acrecentarlos, depende de cada uno—, el segundo trailer—o primero, pues lo que había hasta ahora era un teaser que no servía sino como publicidad de lanzamiento— ha salido a la luz para mostrar unas imágenes, cuanto menos, impresionantes. Al parecer, la película empezará como su predecesora, o eso nos dan a entender. El mismo monólogo introductorio pero adaptado a los tiempos modernos, algo que se antoja simplemente genial. Una estética similar pero reforzada por los avances tecnológicos cinematográficos. Imágenes bellas, frenéticas, de un impacto visual que pronto llama la atención, en una secuencia demencial repleta de guiños a la primera cinta (magnífico el último) con una música de fondo que encaja a la perfección. Y abre con esa mítica canción de Underworld, Born Slippy (Nuxx) que ya aparecía en Trainspotting, para cambiar luego al punto álgido de Silk, del grupo Wolf Alice. Sin duda alguna, un trailer potentísimo.

 

Imagen promocional de Trainspotting

Imagen promocional de Trainspotting

 

Recordemos que, aunque hayamos hablado de películas de culto y de secuelas peligrosas, estas dos cintas que nos atañen no dejan de ser adaptaciones de novelas, concretamente del escritor Irvine Welsh. La primera llevaba su mismo nombre, y, para esta ocasión, aunque en la versión cinematográfica se haya mantenido el título, precediéndolo con “T2”, la novela que adapta es Porno, publicada en 2002. Han tenido que pasar 20 años para que veamos la segunda película, y 14 para que Boyle se atreviera a transformar las páginas de la segunda novela en cinematografía. Tan solo nos queda esperar unos meses para ver qué tal ha salido la apuesta. Por el momento solo cabe especular, aunque la cosa pinta bien.

Y por si alguien se lo ha perdido, aquí dejo el susodicho trailer.

Salva Alberola

Salva Alberola

Graduado en Comunicación Audiovisual, mis pasiones en la vida son el cine, la literatura y la escritura. Amante también de la fotografía y el arte en general. Con mis escritos trato de canalizar todo aquello que me inquieta, que me remueve por dentro.
Salva Alberola

Latest posts by Salva Alberola (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *