Obra de teatro de La Ida

‘Una familiar’, la nueva joya teatral de la compañía La Ida

Hoy nos ocupa el fascinante universo teatral de la compañía La Ida, fundada en 2009 y con una interesante trayectoria en sus siete años de vida.

Apuestan por un teatro cimentado en el trabajo actoral y el equilibrio entre el drama y la comedia. Su primer proyecto fue “Joined at the head” de Catherine Butterfield, un texto que no estaba publicado en nuestro país y que hicieron traducir, rebautizándolo como “Maggie & Maggy“.  Con este espectáculo, fueron premiados en la Muestra de teatro de Barcelona en 2011 y estuvieron durante dos temporadas en el Teatro del Raval y en el Versus Teatre, donde la obra tuvo muy buena acogida de público y crítica, vendiendo las entradas con gran rapidez y liquidando sus localidades la mayor parte de los días. Desde su estreno, la obra ha sido representada en diferentes teatros como la Sala Trono o el Teatro Principal de Vilanova. En 2015, el colectivo retoma la gira.

La compañía también ha participado en la producción de “Mí padre, una vida en torno” dentro del ciclo Bioroom que acogió 5 piezas en diferentes espacios no convencionales de la ciudad. Además con su último trabajo Amargo Soufflé  ganan el Primer certamen de Micro Teatro Cómico de “Teatro del Barrio” en Madrid 2015.

Ahora, la compañía tiene la mirada fija en un nuevo horizonte. Están trabajando en su nuevo proyecto, titulado “Una familiar“, que verá la luz a finales del mes de marzo, y, tal y como sucedió con su anterior obra “Maggy & Maggie”, su nuevo proyecto promete cosechar un rotundo éxito.

 

Escena de la obra de teatro Maggie & Maggy.

Escena de ‘Maggie & Maggy’.

 

Vamos a estudiar en profundidad las claves de ese proyecto, lo que se cuece en el interior de tan brillante compañía y la reciente apertura de su campaña en Verkami, donde ya han recaudado la mitad del presupuesto necesario para dar forma a “Una familiar” y que se estrenará el 31 de marzo en el Àtic 22, Teatre Tantarantana.

 

Sinopsis

¿Cómo reaccionarías si un día te encontrases con un padre que hace más de 20 años que no ves y que vive en la calle? “Una familiar” cuenta la historia de tres hermanos: Lluïsa, la hermana mayor, una artista alcohólica que vive en Munich obsesionada en crear; Anna, la hermana mediana, mujer de un odontólogo que nunca está; y Pepet, el pequeño, pensionado por incapacidad laboral y dedicado a no hacer nada en todo el día. Por azar o por destino, después de mucho tiempo, los hermanos se reúnen en la nueva casa de Anna; Pepet tiene algo que contar. Ha visto a papá. Estaba sucio y “borracho”. Deciden salir a la calle a buscarlo para invitarle a casa, o, mejor dicho, para raptarlo en un intento de relacionarse con él.

 

“Una familiar” o la historia de un abandono

A través de “Una familiar”, los componentes de La Ida nos sumergen en la historia de una familia cualquiera cuyas vidas se ven marcadas por el desafortunado suceso de la desaparición del padre, algo que “mancha” sus vidas convirtiéndolos en los señalados, los infectos. Los tres hermanos cargan entonces con el peso de una ausencia que es como un suave veneno que corroe el alma lentamente. Y, cuando la ausencia no está acompañada de una buena razón, la herida se mantiene ofensiva, convaleciente.

“Una familiar” es el retrato de tres hermanos ávidos de padre. Su síndrome de abstinencia es de una considerable magnitud, pues necesitan una figura paterna que les devuelva el equilibrio. Necesitan un pilar. Y saldrán a la calle a buscarlo. Pero algunos pilares no son lo que parecen; son construcciones vacías, estructuras frágiles, vacilantes, casas de paja fáciles de derrumbar, y entonces no queda más remedio que aprender a sostenerse uno mismo.

 

Escena de 'Una familiar' en el teatro Tantarantana

Uno de los momentos de ‘Una familiar’

 

Teatro de creación

En este nuevo trabajo, los artistas que forman la compañía toman como punto de partida el imaginario propio, se adentran en un proceso de creación colectiva y ponen sobre el escenario diversas preguntas. ¿Qué harías si te encontraras con tu padre veinticinco años después de que te abandonara a ti y a tus hermanos? ¿Y si se tratara de un padre “loco”? Este conflicto ha servido como motor en el trabajo de improvisación de los actores y se presenta como generador de una buena parte del material dramatúrgico.

Además, si buscamos entre las inspiraciones, encontramos que toman como referente el cuento de “Los Tres Cerditos“, pues utilizan la misma estructura estableciendo un paralelismo entre “cerditos-lobo” y “hermanos-padre”. Les atrae la idea del terror del cuento clásico hacia la figura del lobo y extrapolan este miedo a la figura del padre. Así, se comienza a generar la metáfora “padre-lobo”, elemento que abre nuevos horizontes en el trabajo de investigación.

Los tres hermanos se sitúan en un territorio emocional quebradizo —y a menudo cómico— debido a la enorme torpeza con que se relacionan, lo que les hace oscilar entre el miedo infantil y la responsabilidad adulta. Esta dualidad genera un comportamiento extraño, desequilibrado y muchas veces esperpéntico. La acción dramática se mueve entre el hiperrealismo y el absurdo.

 

Los espacios

La acción dramática se sitúa en la casa y el espacio del bosque. Desde el marco de los tres cerditos, exploran la casa como concepto de confort y seguridad. Refugiarse bajo un techo proporciona una seguridad física, pero no se puede hacer nada ante la amenaza de un personaje libre y desarraigado como es su padre-lobo. La dificultad de los dos cerditos más inseguros en cuanto a encontrar el espacio adecuado dentro de sus vidas hace que abandonen una casa y vayan a otra mejor, como si se tratara de un éxodo hacia la “casa prometida”.

La cuestión principal es que el espacio donde pretenden refugiarse, es decir, la casa de la cerdita responsable, es un espacio despojado de identidad, una especie de zona cero donde todo está por hacer y en el que nadie se siente cómodo.

Salir de la casa supone para los hermanos una amenaza, pues se adentran en la zona de peligro, en el bosque, lugar en que se esconde el lobo. Pero, al mismo tiempo, existe un deseo de encontrar la figura prohibida. Por otro lado, deciden que el bosque sea un viejo espacio conocido, un lugar de la infancia donde jugaban y donde se bañaban en el río. Aquí se alteran los principios del cuento tradicional, y la casa deja de ser un lugar acogedor. El bosque guarda las vivencias más felices.

 

 

Puesta en escena

Trabajar sobre la idea de mudanza les ofrece un amplio abanico de posibilidades para desarrollar la puesta en escena. Así, podemos ver objetos nuevos y sin vida, cajas de cartón, muebles embalados, y, sobre todo, una capa de papel blanco que forra todo el espacio escénico y que va mutando a medida que la acción avanza. Asimismo, utilizan las proyecciones audiovisuales sobre el papel para introducir nuevas atmósferas que nos alejan del realismo y nos sitúan en un espacio onírico. Mediante la intervención de esos elementos, construyen y deconstruyen el espacio en función de las necesidades dramatúrgicas del momento.

En cuanto a la parte audiovisual y la puesta en escena, la compañía cuenta con las colaboraciones de Núria Gámiz, directora de fotografía de cine que ha colaborado también en diferentes espectáculos como diseñadora de luces, y Bruno Hidalgo, ilustrador, dibujante y diseñador gráfico.

 

Una ayuda necesaria para un proyecto necesario

La Ida ha abierto una campaña en Verkami con el fin de recaudar fondos para llevar a cabo tan ambicioso trabajo. El dinero conseguido en la campaña irá destinado a cubrir una parte de los gastos de producción de la obra, donde se incluyen escenografía, vestuario, transporte, atrezzo, maquillaje, material audiovisual, vídeos y proyecciones.

Las recompensas que pueden obtenerse aportando un granito de arena a estos artistas son realmente atractivas y curiosas. De algún modo, han volcado su potencial y creatividad en los anónimos que creen en el arte y apoyan esta serie de valiosos proyectos. Entre ellas, podemos encontrar desde entradasmerchandising e ilustraciones originales hasta una pizza familiar en tu casa llevada por los propios personajes de la historia, hacer un cameo en la obra o un pase privado de la función en tu propio salón.

Todo un mundo de posibilidades para una ambiciosa compañía y para un público deseoso de disfrutar del teatro en estado puro. ¡El arte está más vivo que nunca!

 

Acceder a la campaña de ‘Una familiar’

Conoce mejor a la compañia LA IDA

Conoce a la cía La Ida

 

Ficha artística

Textos: Amaya Mínguez

Dirección: Cristina Gámiz

Ayudante de dirección: Simona Quartucci

Reparto:
Jose Pérez-Ocaña
Sonia Sobrino
Carla de Otero
Josep María Alejandre

Producción: Cristina Ferrer i La Ida

Vestuario: Susana Bascuñana

Iluminación: Núria Gámiz i Belén Fernández

Escenografía: Bàrbara Massana

Creación Audiovisual: Núria Gámiz i Bruno Hidalgo

Vídeo i foto: El tío Carretilla

 

The Lighting Mind

The Lighting Mind

Equipo editorial
The Lighting Mind

Latest posts by The Lighting Mind (see all)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *