Dibujar con óleo. Detalle © Miguel Robledo

Dibujar con óleo: La técnica del Pincel Seco

Mi nombre es Miguel Robledo Ruiz y esta es mi primera aparición como colaborador en The Lighting Mind. Para mí es todo un placer vincularme con este proyecto y mi compromiso será compartir desde mi punto de vista, mis gustos y mi experiencia, temas relacionados con el dibujo, la pintura, el arte en general y la docencia.

¿Dibujar con óleo?

Hace poco en mi blog, publiqué un artículo en el que hice referencia a la pregunta, ¿cuál es la técnica correcta? Allí destaqué el interés o inquietud de muchos de mis estudiantes por aprender nuevos procesos y su “buen” manejo. Dibujar con óleo no es un error de redacción, es justamente el tema con el que voy a continuar por la misma línea.

La mayoría de nosotros aprendimos o nos enseñaron que el óleo pertenece al área de la pintura y no del dibujo… y en principio así es. El uso formal del óleo es en la pintura al caballete, pero en la Historia del Arte podemos encontrar muchos artistas que dentro de sus procesos de investigación, experimentación y propuestas de nuevos lenguajes, han llevado las técnicas formales a aplicaciones “no correctas”.

Con las palabras entre comillas no sólo quiero destacarlas, sino que también quiero hacer entender que no soy yo quien juzga y da el valor de “correcto o incorrecto”. Es más, para mí muchos usos que se salen de lo formal son increíblemente afortunados y aportan riquezas plásticas, estéticas, técnicas y prácticas.

Hay razones físicas y químicas que definen procedimientos enfocados a la conservación y supervivencia de una pieza de arte y esos han sido algunos de los motivos por los cuales durante muchos años se ha calificado como correcta o no la aplicación de una técnica.

A pesar de eso, muchos artistas han puesto la experimentación y la expresión por encima de la longevidad de sus obras, considerando que el pretender la “perdurabilidad” ya no debe hacer parte de los objetivos del artista contemporáneo (Tema para otra y muchas posibles discusiones).

Los artistas callejeros de la calle Arbat

El pincel seco es una técnica que, además de ser relativamente nueva, no surgió y no se estableció en la academia. Es un vivo ejemplo de que la manera correcta es un paradigma y de que son los artistas en su búsqueda personal los que dentro de sus propios contextos definen y dan valor a la utilización de los recursos.

Los primeros exponentes nos llevan a Moscú, a la calle Arbat, una importante vía de comercio desde el siglo XV y que después de ser prácticamente destruida en su totalidad durante la ocupación Rusa de 1812, fue reconstruida recuperando su importancia y esplendor. Se instalaron edificios de gobierno, nobles, comerciantes, representantes de la academia y, por supuesto, artistas.

 

La calle Arbat

Vista de La Calle Arbat © Leonid Dzhepko

 

A principios de los años 80 se hizo un proceso de peatonalización y cuidado arquitectónico que la mantiene aún como destino de interés. Durante esos años, algunos de los retratistas callejeros que dibujaban con técnicas tradicionales como el carboncillo, el grafito o pastel de tiza, empezaron a experimentar buscando poder trabajar más rápido y mejorar sus ingresos. Los buenos resultados y la espectacularidad del proceso la popularizo entre los artistas y el público de la época.

El pincel seco no es una técnica que “normalmente” se enseñe en las escuelas de arte y aunque permite dibujar muy rápido, requiere de tiempo para aprenderlo y la mayoría de los artistas que hemos querido experimentarla debemos aprenderla sin una guía directa o un instructor.

Se ve fácil, pero no lo es en absoluto. Yo doy fe de eso.

El Pincel Seco

Este procedimiento consiste en pasar suave, ágil e insistentemente el pincel con una carga mínima de pigmento sobre una superficie para ir saturándola gradualmente y obtener así las diferentes gamas tonales. Se puede hacer sobre soportes diferentes, pero los más frecuentes son los papeles con grano fino, ideales para dibujo y las telas crudas o lienzos preparados pero que mantengan la textura. Se pueden utilizar pigmentos al agua o al aceite.

Después de untar el pincel con el pigmento, se frota varias veces sobre un trapo para descargar la mayor cantidad de pintura posible. El consumo de pintura por cuadro es mínimo y se pueden utilizar pocas gotas de algún diluyente, dependiendo del pigmento, si es necesario mejorar la consistencia de la pasta. El procedimiento requiere de mucha práctica, habilidad y paciencia para obtener buenos resultados, siendo la impaciencia la principal razón para que muchos artistas que se aproximan a esta técnica terminen desertando.

La estética final a simple vista es como la del grafito o el carboncillo. Inclusive en algunos casos permite utilizar la plastilina limpia tipos o el borrador para dar luces y brillos. Aunque se utilizan pigmentos que tradicionalmente están relacionados con la pintura, yo personalmente, después de experimentarla y trabajar con ella, la catalogo como una técnica de dibujo.

¡Igor Kazarin, maestro de maestros!

Mi pasión por el arte me llevó desde niño, mucho antes de llegar a la educación “formal” universitaria, a estudiar y buscar por mi cuenta fuentes de información sobre procesos, materiales y recursos.

Es gracias a esa manía del hágalo usted mismo la que me llevó durante una de mis pesquisas a encontrarme con este referente.

Igor Kazarin es un pintor ruso con más de un cuarto de siglo de vida activa como artista. Su trabajo pasa por el paisaje, el costumbrismo, la naturaleza muerta y el retrato. Es en esta última disciplina en la que él expone con maestría absoluta el potencial y la riqueza de esta técnica. Después de encontrarlo he buscado otros artistas que también trabajan con este mismo proceso pero, hasta ahora, en mi concepto personal, él se destaca del resto y por mucho.

“La característica más importante de la técnica de pincel seco es que permite dibujar rápido con una excelente calidad y en un tiempo muy corto, por lo que un artista del retrato puede ganar mucho más dinero de esta manera que con el uso de otras técnicas de dibujo.”

Esta frase es del propio Igor Kazarin y, aunque pude ser muy cierta, llegar a desarrollar las habilidades y destrezas que se necesitan para dibujar a una velocidad “digna” no es nada fácil. Requiere de mucho trabajo, mucha paciencia y dedicación. Si estás dispuesto a intentarlo te vas a encontrar con un proceso apasionante.

Te dejo con esta pequeña muestra de su obra, pero te aseguro que no te vas a arrepentir de ir a ver sus diferentes galerías. No solamente de sus retratos con pincel seco sino también de las otras disciplinas que él maneja.

También tienes su canal de vídeos con procesos acelerados como el de arriba.  Si sabes mirar con calma y detalle, con seguridad te van a enseñar muchísimo. Para mí fueron los principales “profesores” en mi aprendizaje de la técnica.

¡Saludos y hasta la próxima!

Miguel Robledo Ruiz

Miguel Robledo Ruiz

“Nací con un lápiz en la mano”. Dibujar figura humana ha sido mi pasión toda la vida… y enseñar, mi vocación por ya casi 30 años.
Miguel Robledo Ruiz

5 comentarios
  1. alan
    alan Dice:

    Desde hace relativamente poco tiempo que llevo dibujando y en la busqueda del conocimiento conoci esta tecnica y me llamo mucho la atencion sobre todo su calidad de texturas, realismo y rapides ya que con el grafito e tardado muhisimo en terminar un dibujo , quisiera ponerla en practica pero no encuentro mucho sobre el tema y estoy releto de dudas
    que pintura al oleo usar que cantidad de diluyente usar o que tipo de diluyente seria que hicieras una entrada en tu pagina explixando el proceso mas detalladamente ya que no hay mucho material en español saludos

  2. Miguel Robledo Ruiz
    Miguel Robledo Ruiz Dice:

    Amigo Wili!!!!! Que bueno que pasaste por aquí. Un abrazo fuerte para tí también. Seguimos en contacto 😉

  3. Welington de Sosa
    Welington de Sosa Dice:

    Hola Miguel que bueno lo que estás haciendo, me alegro mucho que estés bien y trabajando fenomenal con lo que te apasiona y te hace feliz. Siempre a las ordenes amigo. Abrazo enorme!!!

  4. Miguel Robledo Ruiz
    Miguel Robledo Ruiz Dice:

    Hola chicos!!! Gracias a ustedes estoy haciendo en este instante lo que estoy haciendo… gracias a ustedes vi y entendí el camino que debía seguir y por esa razón estoy ahora trabajando intensamente para sacar mi propio producto. Mi curso de dibujo de figura humana “Dibujar Desde Adentro”. Ha sido una experiencia que me ha exigido al máximo… Con aprendizajes diarios, concentración absoluta, y una felicidad infinita de ver cada vez más cerca el primer módulo – “La Mano” – Abrazos!!!!!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *